Altran Smart Society

Sociedades y ciudades inteligentes por Altran

Revisando metodologías para la Smart City

| 3 Comentarios

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

2012 está siendo un año relevante para el desarrollo de las Smart Cities en el territorio español. De norte a sur y de este a oeste, en muy poco tiempo, vemos como el concepto de “smart city” ha calado en el ideario de nuestros responsables políticos y cómo aparecen nuevas ciudades que asumen proyectos de gestión sostenible e inteligente basados en el uso de las TIC. Y todo ello, a pesar del difícil contexto de crisis económica por el que atraviesa la sociedad en su conjunto y que afecta de manera muy significativa a las administraciones públicas, que han de afrontar múltiples o constantes recortes y una reducción presupuestaria importante.

No obstante, en dicho contexto no es extraño que las ciudades avancen hacia la adopción del concepto “smart”. Pues, precisamente, las Smart Cities son ciudades que, por definición, tratan de abordar de forma inteligente la mejora de la gestión de los recursos públicos y privados disponibles en aras de la sostenibilidad y la mejora de la calidad de vida de las personas en las ciudades.

Pero asumir un proyecto “smart” no es tarea sencilla. Establecer la situación de partida, seleccionar las prioridades, elaborar la estrategia a seguir, definir los ámbitos de actuación y acciones concretas, y que éstas respondan a una planificación realista en el tiempo, etc., requiere de un arduo proceso previo de reflexión y análisis. En definitiva, una de las mayores dificultades estriba en que se ha de evaluar lo que se debe hacer, y lo que se puede y no se puede hacer.

En esta línea, en febrero de este mismo año, el Cercie Tecnològic de Catalunya publicaba una Hoja de Ruta para Smart CitySe trata de un documento no extenso que pone en valor la necesidad de planificar y pautar debidamente el proyecto “smart” en las ciudades. La planificación ha de basarse en la elaboración de una Hoja de Ruta específica para cada caso, para lo que se detallan una serie de cuestiones y recomendaciones generales a considerar.

En la primera parte del documento (introducción y exposición del concepto de Smart City), se hace un esfuerzo por sintetizar los principales elementos entorno al concepto y el desarrollo de las “Smart Cities”. La persona lectora encontrará, además, una interesante definición para poder evaluar el nivel de madurez de las TIC en una Smart City; distinguiendo tres etapas fundamentales:

  • Dispersa (Scattered): ciudades que están desarrollando proyectos “smart” administrados por las estructuras departamentales como una serie de proyectos aislados, y orientados a resolver una problemática específica y no global.
  • Integrada (Integrated): ciudades que comienzan a coordinar los proyectos, buscando sinergias para aprovechar una mayor colaboración en la gestión de la cartera de proyectos.
  • Conectada (Connected): ciudades que impulsan los diferentes proyectos como parte de un plan maestro integral gestionado por un modelo de gobernanza, que incluye además el gobierno, la ciudadanía y las empresas.

La segunda parte del documento detalla una serie de aspectos a abordar a la hora de elaborar una Hoja de Ruta y un conjunto de recomendaciones. Una de las cuestiones más interesantes que se plantean es la metodología de elaboración de la misma, estableciendo diez fases fundamentales: 1. Definición de la misión, la visión y los objetivos; 2. Análisis de la situación, caracterización y posicionamiento de la ciudad; 3. Benchmarking de experiencias internacionales; 4. Elaboración del Plan de Acción; 5. Impulso del ecosistema colaborativo; 6. Estudio económico financiero y modelo de financiación; 7. Definición del marco de gestión de proyectos; 8. Revisión del marco actual de contratación de servicios; 9. Implementación de las medidas; 10. Evaluación y análisis de los resultados.

La relación y consecución de dichas fases se expone en la siguiente figura.

Hoja de Ruta de la Smart City, CTecno. La propuesta de estas fases es muy interesante y supone un punto de arranque para pautar el desarrollo de un proyecto “smart”. Ha de apuntarse, que dichas fases no pueden ser consideradas como piezas de una secuencia única. En el mismo documento, se indica que la Hoja de Ruta se plantea como una herramienta dinámica que ha de ser revisada a medida que se alcancen metas, se desarrollen iniciativas, se analicen resultados, etc.

Desde nuestra propia experiencia como empresa que ha participado y colaborado en diversos proyectos “smart”, y en relación a la sucesión de dichas fases, por ejemplo, en ocasiones la fase de benchmarking de experiencias internacionales se ha realizado paralelamente al análisis de la situación actual e incluso prolongado en el tiempo sumando nuevas referencias para mejorar el plan de acción. También, se ha podido adelantar la revisión del marco de contratación de servicios y/o el estudio económico-financiero junto con el análisis de la situación actual, cuando éstos se han considerado como elementos “facilitadores” o “posibilitadores” críticos de las iniciativas que se querían llevar a cabo. Dada las restricciones económicas y financieras que hoy tienen las administraciones públicas, la realización o no de un proyecto “smart” puede verse condicionada por dichos estudios. De ahí que, en determinados proyectos su conocimiento y análisis se haya realizado con carácter previo.

Será necesario seguir la evolución en el desarrollo de ésta y otras metodologías. Con el tiempo, y mediante el conocimiento práctico que ofrece la implementación de este tipo de proyectos, seguro que se sumarán nuevas visiones y nuevas metodologías que permitan enriquecer el proceso de planificación y elaboración de una hoja de ruta para las Smart Cities.

Conchi Rodríguez, consultora en Altran.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

3 Comentarios

  1. Interesante artículo Conchi¡ sin planificación, visión de conjunto y revertibilidad global entre los proyectos Smart éstos no se potenciarán hasta conseguir con su interacción la ciudad eficiente e inteligente que pretendemos

  2. Pingback: Restaurar la confianza en las instituciones públicas: transparencia, participación ciudadana y control de gestión. Parte 1: Transparencia. | Altran Smart Society

  3. Pingback: Restaurar la confianza en las instituciones públicas: transparencia, participación ciudadana y control de gestión. Parte 1: Transparencia. - José Ramón Magarzo

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.